jueves, 26 de febrero de 2015

PULSO SINDICAL Nº 270 - DEL 13 AL 24 DE DE FEBRERO DE 2015

Tomamos algo más de 10 días para sacar este Pulso y es que el accionar del Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical (CIUS) es permanente en su intento de desarrollar un camino distinto de acción sindical, lo que nos ha obligado a estar activos apoyando desde la CGT este ejercicio de trabajo unitario.

Se hicieron esfuerzos y generaron recursos para poder realizar un encuentro de dirigentes el próximo 10 de Marzo a las 19 horas (en el próximo número indicaremos el lugar al que esperamos asistan muchos lectores de nuestro Pulso), encuentro en el que se entregará la opinión respecto al proyecto de reformas laborales. Un acto con dirigentes sindicales de base, en donde se dará la aprobación final a un acabado análisis de una mala reforma, de la misma manera que se propondrá el camino que, en opinión de los integrantes del CIUS, debe seguir el movimiento de los trabajadores para salir de la postración en que se encuentra.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Chile: Crítica a la razón solitaria

¿Se te ocurre abrazar con una pregunta amistosa a quien te acompaña hace tanto y todos los días en el paradero, quizás organizar un reencuentro, sabotear por una vez tu agenda fabricada por los de arriba? ¿Se te ocurre mirarnos a los ojos y decirnos la verdad? ¿Se te ocurre desmantelar juntos/as esta soledad de fin de mundo, santiaguino/a?

Andrés Figueroa Cornejo

Una cosa es el previsible hundimiento de Michelle Bachelet en las encuestas (es como si el ala más diestra del partido único hubiera decidido que es mejor que se vaya todo el sistema político dominante a la mierda a que arruinarse solo, o bien la ley del empate en la cancha de la corrupción donde todos ellos pierden), los temblores del dólar en Chile según el archisabido precio a la baja del cobre y los vaivenes de la segunda guerra fría caminante; la desaceleración, los despidos en la mediana, pequeña minería y gran minería transnacionalizada –que le dicen “desvinculaciones” en la siutiquería cruel del empresariado-; los golpes sistemáticos del Estado contra la fracción de pueblo Mapuche en pie de combate; la fiesta sin fin del capital financiero y el retailer (con sus respectivas tercerizaciones y reducciones de personal); la evaporación y envenenamiento del agua por doquier y las cabezas rotas que resisten. Pero otra cosa, cómo no, es ver a tanta y tanta gente en Santiago, donde habita más de un tercio de la población del país, sobrecogedoramente abrigada en su teléfono celular, da igual hacia donde se mire.

$hile: Texto del compañero Juan Aliste Vega

detencionciudadana

La democracia funciona

Es verano del año 2015, temporada estival de pan y circo y los empresarios dueños del territorio bautizado como país $hile, son profesionales despojadores del mar, monte, aguas, tierras y vidas. Señalaron profesionalmente disculpas públicas y sentidas por todas las irregularidades cometidas sin intensión, su danza de millones y su violenta vida de lujos sigue intacta, todo resguardado y en regla bajo sus propias leyes, descansando sobre los hombros de la ignorancia y la sumisión ciudadana. Leyes de clase poderosa, donde lxs desposeidxs nacen culpables y tienen domicilio en una de las tantas abarrotadas kàrceles-empresa.

El corazón de la sociedad karcelaria son sus palacetes de justicia por donde transitan vidas con grilletes que alimentan días y noches el modelo insaciable y kapitalista de esta democracia asesina. La fauna de querubines y rémoras que sustenta su engranaje es la siempre despreciada raza lacaya por los siglos, van desde seudos dioses- jueces, hasta yanakonas de la especie humana. Cada quien con su metro cuadrado de poder putrefacto alimenta la hoguera engranaje con vidas de niñxs, mujeres y hombres.

domingo, 22 de febrero de 2015

Sobre Tamara Sol, prisionera en Cárcel San Miguel, Santiago Chile

Queridos amigos y amigas,
Compañeras y compañeros

Queremos compartir con ustedes el punto en que se encuentra la situación jurídica de nuestra Tamara Sol, prisionera en la cárcel de San Miguel en un módulo de “alta seguridad”, desde el 21 de enero de 2014. Ella ha vivido este año, junto a otras compañeras, una reclusión de 23 horas y una hora de salida al patio.  Sus visitas las recibe dos veces a la semana, el día lunes cinco personas y el día viernes cinco personas (dos horas respectivamente).

Tamara está acusada de “homicidio calificado, frustrado” y de hurto. La fiscalía pidió inmediatamente 7 años de presidio sin beneficios, desde el primer día de estar detenida.

Nosotros, su familia, nos hemos abocado principalmente a trabajar junto a sus abogados, Nelson Miranda y Margarita López, todos los trámites jurídicos para lograr la rebaja de la condena y que se tomen en cuenta los beneficios que legalmente le corresponden, por irreprochable conducta anterior y otros atenuantes.

miércoles, 18 de febrero de 2015

COMUNICADO PPM Y VISITA MASIVA CÁRCEL DE ANGOL SAB 28 FEBRERO

Imágenes integradas 1
Lunes 16 de febrero del 2015
COMUNICADO PUBLICO

Los Presos Políticos Mapuche actualmente encarcelados en el CDP de Angol denunciamos públicamente lo siguiente:

KIÑE:
Durante estos últimos cuatro meses hemos sido hostigados violentamente por el sistema carcelario encabezado por el alcaide comandante Fernando Olivares Osorio quien el día de hoy en un acto racista y discriminatorio sacó del módulo engañosamente al Peñi Claudio Huentecol Huentecol a las 11:20 horas de la mañana para llevarlo a la guardia interna donde fue encerrado y atado de manos, para luego arrebatarle sus ropas hasta dejarlo desnudo y en esa condición devolverlo al módulo.

EPU:
Nos encontramos reducidos como presos políticos mapuche, sin espacio cultural y en precarias condiciones. El sector de visita no cuenta con baño, agua ni luz. Es debido a esta actitud racista que el comandante Fernando Olivares Osorio tiene hacia los presos políticos mapuche es que no descartamos una pronta movilización.

La Legua, Santiago de Chile antes de irrumpir en las grandes alamedas


1323870
Como tantas otras poblaciones periféricas, La Legua, barrio de Santiago, está sometida a la intervención militar-policial con la excusa del narcotráfico. Sin embargo, en medio de la pobreza y la represión, resisten creando vida y comunidad, con las mujeres y los jóvenes como los actores más destacados.
 
“Aquí el Estado tiene las garras bien puestas, nos tienen la bota encima, pero bailamos. No le pedimos nada al Estado porque somos una comunidad digna”. Las palabras atraviesan el aire denso de un mediodía caluroso y parecen posarse lentamente sobre los que compartimos la ronda. “La autogestión es nuestra dignidad”, dice Emerson, levantando la voz para que el círculo de casi cincuenta personas pueda escucharlo[1].